Cómo vender en internet

Cómo vender en internet

Las cifras sobre cómo el ecommerce se ha implantado en nuestro día a día son apabullantes. En concreto, en nuestro país, la facturación del comercio electrónico superó los 5.300 millones de euros en el tercer trimestre de 2015, un 29,2% más que el año anterior, según los últimos datos de la CNMC.

 

Estos números nos hacen ser muy optimistas a la hora de emprender cualquier proyecto de ecommerce, pero no debemos pensar que una tienda online funciona sola. Es muy importante atender una serie de claves que harán que tu proyecto logre tener éxito.

Estudia la competencia

Analizar el entorno en el que se va a desarrollar tu negocio es crucial para futuro de tu negocio. Tienes que identificar quiénes son tus competidores directos e indirectos. Los elementos a los que debes prestar atención son los siguientes:

  • Precios de los productos. En internet la competencia es muy grande y la lucha por los precios es constante, esta labor hay que mantenerla en el tiempo. Visita asiduamente las páginas de tu competencia y actualiza tus precios si fuera necesario.  
  • Branding. Estudiar las marcas de la competencia antes de crear la tuya propia es muy importante para generar tu propia personalidad. Es muy recomendable evitar colores corporativos que ya utilizan las marcas de tu entorno.
  • Diseño de la página. Compara los diseños de la competencia con el tuyo, siempre puedes sacar ideas y tratar de mejorarlas.
  • Procesos de compra. Realiza compras en otras páginas y estudia los procesos de compra de tu competencia.
  • Imágenes. Compara las fotográfias de producto de todas las empresas de tu entorno, estudia quién lo hace mejor y coge ideas para tu negocio.

Define el modelo de negocio

Dentro de la venta online existen muchos tipos de modelos de negocio distintos, esta es la primera decisión que debemos tomar y la que condicionará al resto.

Lo primero es saber a quién vamos a vender, tenemos dos opciones:

  • B2B (Business-to-Business). Nuestra empresa le vende productos a otra empresa.
  • B2C (Business-to-Consumer). Nuestra empresa vende al cliente final.

Una vez que tenemos claro este punto, toca enfrentarse a la siguiente decisión, en la que deifiniremos cómo vamos a adquirir nuestros productos:

  • Fabricación propia. Si de la fabricación de los productos se encarga tu empresa, tendrás un control preciso sobre la calidad y la marca.
  • Manufactura. Encontrar un fabricante que elabore los productos para ti.
  • Al por mayor. Compras tu inventario (por lo general de otras marcas), directamente del fabricante o de un proveedor intermediario, a una tasa mayor de descuento, que a su vez, revendes a un precio mayor.
  • Dropshipping. El proceso consiste en coger los pedidos de tu negocio online, y enviarlos a tu proveedor / socio dropship. Ellos, a cambio, envían el producto a tu cliente en nombre de tu empresa. 



© 2016 ShopTake - Crea tu tienda online    
Close